Process

Bianchi se presenta como un proveedor de gran fiabilidad, capaz de ofrecer productos de alta calidad en poco tiempo. Las grandes inversiones realizadas para la optimización de las líneas, contribuyen poder aumentar la capacidad productiva y la calidad gracias a una fabricación totalmente automática y la flexibilidad organizativa necesaria para responder a las urgencias de los clientes. Varias líneas de producción de alta tecnología, diseñados por el departamento técnico interno, permiten alcanzar una capacidad de producción de millones de piezas cada año.

Los procedimientos estándares precisos permiten un control de calidad constante. Cada suministro de acero entrante está certificado y se comprueba por los técnicos para seleccionar materias primas de alta calidad con el objetivo de obtener el tratamiento térmico más adecuado. Los controles sobre la dureza y exactitud dimensional se realizan durante toda la producción. Ensayos de fatiga spot se realizan periódicamente, en el pleno respeto de las normas ISO. El departamento técnico ofrece a los clientes su experiencia y un sofisticado software para el diseño y FEM análisis de las piezas.

Todos los brazos fabricados se someten a un tratamiento de granallado durante el cual los cuales se ven golpeados por millones de pequeñas esferas de acero con las consiguientes ventajas: la eliminación de la cascarita o escoria de las piezas, el endurecimiento de la superficie, una mejor resistencia a la fatiga y al desgaste. Todos los modelos están granallado y pintados con dos sistemas de pintura: ya sea por inmersión con pintura liquida o por con pintura en polvo y secado en horno, para satisfacer siempre las expectativas del cliente.